Make your own free website on Tripod.com








Larry Nieves

Venezuela Móvil es un vulgar control de precios














Larry Alexánder Nieves C.




















larry_jaji_05.jpg

La popularidad del programa Venezuela Móvil, según el cual el gobierno exime del pago de IVA la compra de ciertos tipos de vehículos me llevó a pensar un poco más sobre el asunto. Ayudado además por una nota en Marginal Revolution, sobre Impuestos y Precios legué a la conclusión de que el programa no es más que un control de precios disfrazado, además claro de una rebaja de impuestos.

Para comprender el por qué de la conclusión se debe entender cómo se forman los precios en el mercado. Por mucho que le disguste al gobierno, los precios en el mercado son determinados por la oferta y la demanda. La oferta es el número de unidades de un producto disponibles para ser vendidas a un determinado precio. La demanda es el número de unidades del producto que los compradores están dispuestos a adquirir a dicho precio. En equilibrio, oferta y demanda son iguales (por definición de equilibrio). Y el precio de equilibrio es determinado por el comprador marginal. El comprador marginal es aquel que de aumentarse el precio del producto sólo un poco abandonaría el mercado y dejaría de comprar (porque dicho precio sería superior al máximo que está dispuesto a pagar). Aclaremos con el ejemplo de los automóviles, suponga que dos personas quieren comprar el mismo carro. ¿Quién se queda con él? El que ofrezca más al vendedor. Supongamos que Juan está dispuesto pagar 23 millones de Bs, mientras que Pedro está dispuesto a pagar 22.999.000 Bs. En este caso, Juan se lleva el carro y tiene que pagar 3 millones al gobierno por concepto de IVA (20 millones + 15% = 23 millones). Pedro sale del mercado, puesto que el precio es mayor al máximo que él está dispuesto a pagar. Oferta = Demanda (1 carro). Si el gobierno exonera el pago de IVA al comprar carros (el caso de Venezuela Móvil), Juan y Pedro en nuestro ejemplo todavía están dispuestos a pagar 23 millones y 22.999.000 Bs respectivamente. La única diferencia es que ahora el vendedor es quien se queda con los 3 millones que antes iban a parar a manos del gobierno, en la forma de una ganancia extra.

Si el recorte de impuestos es permanente, el aumento de los prospectos de ganancia va hacer que a mediano o largo plazo la producción de autos aumente produciendo una tendencia a la baja de los precios, posibilitando al Pedro de nuestro ejemplo, entrar al mercado más tarde y comprar su auto más barato.

Pero según el esquema puesto en práctica por el gobierno, los precios de los automóviles tendrán un límite (21 millones y medio de Bs), de manera que el mecanismo descrito en el párrafo anterior no se pondrá en marcha. Si seguimos el ejemplo de Juan y Pedro, con un precio máximo fijado por el gobierno en 21 millones y medio, ambos están en capacidad de comprar el vehículo, pero sólo uno de ellos puede salir del concesionario con las llaves de propietario.

Desde luego, en la vida real no hay sólo un automóvil y dos compradores. Hay una cierta cantidad de autos y otra cierta cantidad de compradores, no todos dispuestos a gastar la misma cantidad de dinero en la compra del carro. El análisis es el mismo, sin embargo, todos los compradores que al precio de 23 millones se retiraban del mercado, ahora entrarán a él deseando comprar un auto.

El efecto sera, como con todo control de precios, una escasez creada artificialmente por la intervención del gobierno. El 15% que la gente se va ahorrar en dinero, lo van a perder en tiempo y trámites burocráticos, tratando de ver si son "elegibles" para salir "beneficiados" ¿Acaso veremos colas de gente esperando para comprar su "carro familiar"? Amanecerá y veremos.
















proyectosep2005.jpg