Make your own free website on Tripod.com








Larry Nieves

La muerte de la propiedad privada














Larry Alexánder Nieves C.




















larry_jaji_05.jpg

El concepto de propiedad privada en Venezuela está moribundo y me temo que la estocada final, el tiro de gracia está próximo. Poco a poco se acerca el día en que el gobierno decrete formalmente la abolición de la propiedad privada. Mientras tanto, hay que preparar el terreno mediante propaganda. En ese sentido se enmarcan las declaraciones del Fiscal General de la república, según las cuales:

«Ningún derecho es un derecho absoluto. Nuestro derecho termina donde comienza el derecho de los demás y, sobre todo, cuando es un derecho que tiene expresión social, que tiene repercusión social. El derecho de propiedad está sometido a contribuciones, restricciones y obligaciones que se establezcan con fines de utilidad pública o de interés general. Hay estudios en materia de derecho social y del trabajo, según lo cual la empresa ya no es una propiedad privada, sobre lo cual el patrono dispone a su libre albedrío, si no, está sujeto a los intereses de la producción social, a los intereses de los trabajadores; es un ente colectivo con una función social.»

En lo único que tiene razón Isaías Rodríguez es en que todo derecho individual "termina donde comienza el derecho de los demás". De allí a decir que en consecuencia el dueño de una empresa no dispone de ella a voluntad hay un salto muy grande de lógica. Es la falacia del non-sequitur: de su premisa no se deduce la conclusión a la que usted quiere llegar.

¿Qué quiere decir que mi derecho a la propiedad termina donde comienza el suyo? Significa que yo puedo apropiar y adquirir bienes, siempre y cuando no invada violentamente el mismo derecho que usted posee. En tanto yo no viole su derecho, mediante la coacción o su amenaza, mi propiedad es legítima. ¿Por qué el robo es contrario a la ética de una sociedad libre? Porque el ladrón se está apoderando de las posesiones legítimas de otra persona por medio de la violencia.

Cuando el Fiscal declara que la propiedad está "sujeta a los intereses de la producción social", básicamente está diciendo que legalmente no existe el derecho a la propiedad privada, puesto que el concepto de "producción social" es completamente arbitrario y, por lo tanto, depende del estado de ánimo de quien detenta el poder en el momento.

Es posible que usted piense que todo esto es una discusión académica de menor importancia para las masas. Después de todo, los pobres no poseen nada y en consecuencia nada se les puede confiscar. Le pido entonces que piense un poco más cuidadosamente: ¿Dónde queda el derecho a libertad de expresión, si los medios de comunicación le pertenecen al estado? ¿Dónde queda el derecho a la vida cuando los medios con los cuales sostenerla han sido confiscados por el estado? ¿Dónde queda el derecho a movilizarse libremente por el territorio nacional si el estado es dueño de las fábricas de automóviles? Todos los "derechos humanos" son manifestaciones del fundamental derecho a la propiedad privada.

Sin derecho a la propiedad, todos los demás derechos quedan a merced del tirano de turno. Sin propiedad privada no hay libertad, sólo tiranía.
















proyectosep2005.jpg